Santos del día

Recorrido diario por el santoral, con los nombres de todos los bienaventurados recogidos en el Martirologio.

San Juan Gabriel Perboyre

San Juan Gabriel Perboyre

En la ciudad de Wuchang, de la provincia Hubei, en China, san Juan Gabriel Perboyre, presbítero de la Congregación de la Misión y mártir, que, dedicado a la predicación del Evangelio según costumbre del lugar, durante una persecución sufrió prolongada cárcel, siendo atormentado y, al fin, colgado en una cruz y estrangulado (1840).

Otros santos del día:

  • En Roma, en el cementerio de Basila, de la vía Salaria Antigua, sepultura de los santos mártires Proto y Jacinto, a quienes el papa san Dámaso, después de recuperar sus túmulos ocultos bajo tierra, dedicó unos versos, y allí mismo, quince siglos más tarde, se encontró el sepulcro intacto de san Jacinto y su cuerpo abrasado (s. III).
  • En la antigua ciudad de Turico, hoy Zurich, en Suiza, santos mártires Félix y Regla.
  • Conmemoración de san Pafnucio, obispo en Egipto, que fue uno de aquellos confesores que, en tiempo del emperador Galerio Maximino, habiéndoles sacado el ojo derecho y desjarretado la pantorrilla izquierda, fueron condenados a las minas, y después, asistiendo al Concilio de Nicea, luchó denodadamente por la fe católica contra el arrianismo (s. IV).
  • En Lyon, de la Galia, en la actual Francia, san Paciente, obispo, que, movido por la caridad, distribuyó gratuitamente alimentos por todas las ciudades a orillas del Ródano y del Saona, ayudando a los pueblos oprimidos por el hambre y ejerciendo el apostolado por doquier, para conversión de herejes y cuidado de los necesitados (hacia el año 480).
  • En París, de la Galia, también en la actual Francia, tránsito de san Sacerdote, obispo de Lyon, que vivió en el amor y temor de Dios, muriendo en aquella ciudad durante un concilio (552).
  • En la isla de Bardsey, en el litoral de Cambria septentrional, País de Gales, san Daniel (Deiniol Wyn), obispo y abad de Bangor (hacia el año 584).
  • En el monasterio de Luxeuil, en Burgundia, hoy Borgoña, en Francia, tránsito de san Adelfio, abad del monasterio de Remiremont, el cual lloró profusamente por una disensión de menor importancia (hacia el año 670).
  • En Toul, de Austrasia, hoy Francia, san Leudino o Bodón, obispo, que, estando casado, se hizo monje y después, por su consejo, también su esposa Odila abrazó la vida monástica (antes del 680).
  • En el monasterio de Aulón, en Calabria, región de Italia, san Elías, apodado Espeleota, insigne promotor de la vida eremítica y cenobítica (960).
  • En Nagasaki, en Japón, beatos Gaspar Koteda, catequista, y los niños Francisco Takeya y Pedro Shichiemon, mártires, todos los cuales, que después del martirio de sus padres ocurrido el día anterior, allí mismo y con igual firmeza, sufrieron por Cristo idéntico suplicio de degollación (1622).
  • En Roma, beato Buenaventura de Barcelona (Miguel) Gran, religioso de la Orden de Hermanos Menores, que, amante de la observancia regular, instituyó conventos para retiros espirituales en muchos lugares del territorio romano, mostrando siempre máxima austeridad de vida y caridad para con los pobres (1648).
  • En el litoral de Francia, cerca de Rochefort, en una nave anclada en el mar, beato Francisco Mayaudon, presbítero y mártir, que, encarcelado en tiempo de la Revolución Francesa, por ser sacerdote, en un barco-prisión, murió al fin consumido por agotamiento físico (1794).
  • En Barcelona, en España, beato Pedro de Alcántara (Lorenzo) Villanueva Larráyez, religioso de la Orden de San Juan de Dios y mártir, que, por su condición de religioso, obtuvo el martirio durante la despiadada persecución religiosa española (1936).
  • En la localidad de Genovés, de la provincia de Valencia, también en España, beato José María Segura Penadés, presbítero y mártir, que derramó su sangre por Cristo en la misma persecución (1936).
  • En Hellín, cerca de Albacete, también en España, beato Fortunato Arias Sánchez, presbítero de la diócesis de Albacete y mártir, que, durante la persecución contra la Iglesia, fue asesinado por odio a su sacerdocio (1936).
  • En Krasica, en Croacia, beato Francisco Juan Bonifacio, presbítero de la diócesis de Triste y mártir, que, durante la ocupación de su patria por un régimen inhumano y antirreligioso, fue cruelmente asesinado por odio a la Iglesia y al sacerdocio (1946).

(Del Martirologio Romano)

Días anteriores

San Serapión de Argel

En Argel, de África septentrional, hoy en Argelia, san Serapión, de la Orden de Nuestra Señora de las Mercedes, de la cual fue el primero que, para la redención de

Leer más »
San Leandro de Sevilla

Memoria de san Leandro, que fue obispo de Sevilla, en España, hermano de los santos Isidoro, Fulgencio y Florentina, el cual, por su predicación y solicitud, convirtió de la impiedad

Leer más »
San Millán de la Cogolla

En los montes de la región de la Cogolla, no lejos de la ciudad de Logroño, en España, san Emiliano o Millán, presbítero, que, después de llevar vida eremítica y

Leer más »
San Martín de Tours

Memoria de san Martín, obispo, en el día de su sepultura. Nacido en Panonia de padres gentiles, siendo soldado en las Galias y aún catecúmeno, cubrió con su manto a

Leer más »