Santos del día

Recorrido diario por el santoral, con los nombres de todos los bienaventurados recogidos en el Martirologio.

San Juan XXIII

San Juan XXIII

San Juan XIII, papa, hombre dotado de extraordinaria humanidad, que, con su vida, sus obras y su gran celo pastoral, procuró manifestar a todos la abundancia de la caridad cristiana y fomentar la unión fraterna de los pueblos; especialmente solícito por la eficacia del mensaje de la Iglesia de Cristo en toda la tierra, convocó el Concilio Vaticano II. Descansó piadosamente en el Señor el día 3 de junio (1963).

Otros santos del día:

  • Conmemoración de san Felipe, uno de los siete diáconos elegidos por los apóstoles, que convirtió a los samaritanos a la fe en Cristo, bautizó al eunuco de la reina de Candace de Etiopía y evangelizó todas las ciudades por las que pasaba hasta llegar a Cesarea, donde, según la tradición, descansó en el Señor (s. I).
  • En Anazarbe, de Cilicia, santos Táraco, Probo y Andrónico, mártires, que en la persecución bajo el emperador Diocleciano perdieron la vida por confesar a Cristo (hacia el año 304).
  • En la región de Vexin, en la Galia Lugdunense, en la actual Francia, conmemoración de los santos Nicasio, Quirino, Scubícolo y Piencia, mártires.
  • En Verdún, también en la Galia, hoy en Francia, san Santino, obispo, que, según se cree, fue el primero en predicar el Evangelio en esta ciudad (s. IV).
  • Conmemoración de san Sármata, abad en la Tebaida, en Egipto, que, siendo discípulo de san Antonio, recibió la muerte a manos de los sarracenos (357).
  • En Uzés, de la Galia Narbonense, hoy en Francia, san Fermín, obispo, discípulo de san Cesáreo de Arlés, que enseñó a su pueblo el camino de la verdad (hacia el año 552).
  • En la región de Ossory, en Hibernia, hoy Irlanda, san Cánico, abad del monasterio de Achad-bó (hoy Aghaboe), uno de los muchos que fundó (599).
  • Cerca de la fortaleza de Schemaris, en las montañas del Cáucaso, en Georgia, muerte de san Anastasio, presbítero, apocrisario de la Iglesia Romana y compañero en la confesión de la fe católica y en el destierro de san Máximo el Confesor, que entregó su espíritu a Dios mientras pronunciaba en la celebración de la santa Sinaxis: «Las cosas santas para los santos» (666).
  • En Lierre, de Brabante, san Gumaro, que era soldado, pero, devoto de Dios, con sus bienes construyó un oratorio, donde a su muerte fue enterrado (hacia el año 775).
  • En la ciudad de Colonia, en la Lotaringia, de Germania, hoy en Alemania, san Bruno, obispo, que siendo hermano del emperador Otón I, recibió conjuntamente el gobierno de Lotaringia y la función episcopal, y llevó a cabo su misión sacerdotal con gran fidelidad, mostrando a la vez su gran magnanimidad como príncipe (965).
  • En Gniezno, ciudad de Polonia, san Gaudencio o Radzim, obispo, hermano, según la carne y según el espíritu, de san Adalberto, obispo de Praga, que fue su fiel compañero en los trabajos, testigo de su martirio, padeciendo también él encarcelamientos (hacia el año 1011).
  • En la ciudad de Riga, junto al mar Báltico, conmemoración de san Meinardo, obispo, que era monje en Germania, y ya anciano, cuando decidió dirigirse a Livonia para evangelizar aquel pueblo, construyó la iglesia de Üxkül, fue ordenado obispo y puso los cimientos de la fe cristiana en aquella región (1196).
  • En Bolonia, de la Emilia, región de Italia, beato Jacobo de Ulma Griesinger, religioso de la Orden de Predicadores, el cual, aunque analfabeto, era muy buen pintor de vidrieras y daba ejemplo de constante trabajo y oración (1491).
  • En Canosso d’Asti, en la Lombardía, también región de Italia, muerte de san Alejandro Sauli, que fue primero obispo de Aleria, en la isla de Córcega, y después de Pavía, y formó parte de la Congregación de los Clérigos Regulares de San Pablo, trabajando con gran caridad en favor de los pobres (1592).
  • En Hanoi, de Tonquín, hoy en Vietnam, san Pedro Le Tuy, presbítero y mártir, que, por su fe en Cristo, fue degollado en tiempo del emperador Minh Mang (1833).
  • En Madrid, capital de España, santa María Soledad (Manuela) Torres Acosta, virgen, que desde su juventud demostró gran solicitud hacia los enfermos pobres, a los que atendió con total abnegación, especialmente al fundar la Congregación de las Siervas de María, Ministras de los Enfermos (1887).
  • En Barcelona, también en España, beato Ángel Ramos Velázquez, religioso de la Sociedad Salesiana y mártir, que libró el buen combate de la fe en tiempo de la persecución contra la Iglesia (1936).

(Del Martirologio Romano)

Días anteriores

San Pedro de Alcántara

En la ciudad de Arenas, en la región española de Castilla, san Pedro de Alcántara, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que, adornado con el don de consejo

Leer más »
San Lucas

Fiesta de san Lucas, evangelista, que, según la tradición, nació en Antioquía de familia pagana y fue médico de profesión. Convertido a la fe de Cristo, fue compañero carísimo del

Leer más »
San Ignacio de Antioquía

Memoria de san Ignacio, obispo y mártir, que, discípulo del apóstol san Juan, fue el segundo sucesor de san Pedro en la sede de Antioquía, siendo condenado, en tiempo del

Leer más »
Santa Margarita María Alacoque

Santa Margarita María Alacoque, virgen, monja de la Orden de la Visitación de la Virgen María, que progresó de modo admirable en la vía de la perfección y, enriquecida con

Leer más »